08 mayo 2016

ERA LA PALABRA UNA FIESTA

Imagen: ramoneo de cabras locas.

ERA LA PALABRA UNA FIESTA
En un lugar de la cancha…
Don de los mortales, a cuentagotas, maravilla agostándose en la idea de leer más y más, ya que el espacio de la memoria se va quedando allá lejos, y la celulosa va entretejiendo sus reinos foliares en los recovecos de lo recordado, oculto el velo de memoria dividida.
Los cienos, las huestes avanzando hasta perder toda esperanza de poder, por el poder vibrátil de las palabras en cadena.
La muchacha imposible determinando la otredad de las calles, revisa un folio, la emprende leyendo los legajos manuales de Florentino Ariza; la emprende fragorosamente con los jugos onanistas de su amado de negra levita entre las sábanas y mermelada de pétalos terrestres.
Y la flor que acaricia, y el mal avistándose entre la pérdida en blanco de los pasos en falso.
El origen del mundo, el llanto que se enjuga entre los ojos del sol a cuyo canto se aferra la música que calla ante la idea penumbrosa de la palabra leída.
Y todo calla, y todo se amaina para reencontrarse con los ladridos de la noche.
Esta noche de palabras envolventes.
Cubriendo el manto suave de las palabras distendiéndose a lo lejos.

Licencia Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 2.5 Perú de Creative Commons.

Constelaciones

ARCHIVO DEL BLOG

BÍO

Mi foto

Jack Farfán Cedrón (Perú, 1973). Entre otros volúmenes líricos ha publicado Pasajero irreal (2005), Gravitación del amor (2010), El Cristo enamorado (2011) y Las consecuencias del infierno (2013). Algunas de las revistas virtuales en las que han aparecido textos suyos: Periódico de poesía (UNAM, México), Revista de LetrasLa comuna de los desheredados y La comunidad inconfesable (España); Los poetas del 5 (Chile); El Hablador (Perú); Destiempos y Letras hispanas y Síncope (México).