22 febrero 2010

DR. JUVENIL

Razones para llamarte soledad
Juvenal Vilela


Caxamarca: Oficina General de Investigación-Editor. UNC, 2009.

Juvenal Vilela, poeta celendino, pertenece a esos seres escindidos entre una vida laboral y otra artística. En sus inicios literarios ya demostraba una presencia que honraba su defensa con versos más o menos intimistas, en medio de una crudeza por la que estos seres pasan, sino como fantasmas, como bardos descolgados de un lienzo proveniente de un detalle orgiástico de El Bosco. Su primer aleggro andante lírico sucede en 2002, a la vera de una mención honorífica que le daría palco estrecho en el II Festival Patio Azul, del que ya no quedan más que sus piedrecitas azules, que brillan por el uso.
El doctor Juvenil, como me ha venido bien llamarlo estos días de ajetreos en la imprenta para salvar la estética de un tomito cada uno, de entre los más de diez dolores de cabeza para cada uno de sus autores que se presentaron esta mañana en una sola jornada horaria, clamando suene por favor el timbre de salida.
Vilela Velásquez, obstetra de profesión, egresado de la Universidad Nacional de Cajamarca, fungió también como Delegado Provincial del Instituto Nacional de Cultura, entre los años 2006-2007. Promotor Cultural y Jefe de la Oficina de Educación y Cultura, Municipalidad Provincial de Celendín, en 2007. Director del Círculo “El ARTE-Sano”. Luego y durante su primer éxito local, el ensayo también rondaría su estro en estas justas de disímil repartición de talentos; organizados por la Federación de Estudiantes Universitarios de Cajamarca–UNC. Plumas Oro y Plata al Mérito en los “I y II Juegos Florales Aristidianos”, Organizados por el I.S.P.P. “Arístides MerinoMerino”-Celendín, 2003-2005. Y, claro, su espaldarazo que le valió participar en la caída y roce libre de plaquettes, musas jugosas, vinos secos y quesos especiados con hierbas del campo, participando en el V y VI Festival Internacional de Poesía “El patio azul”, 2006-2007, Organizado por el Instituto Nacional de Cultura (hoy patio de piedritas) y Antares.
En 2004, los esfuerzos por llevar a cabo su vocación literaria dan su primer fruto con su primera publicación, conjunto de poemas publicados bajo el título El lado azul de la luna, con el auspicio de la Oficina General de Investigación de la Universidad Nacional de Cajamarca, con su actual mecenas literario, Carlos Rosales Loredo.
Para Marzo de 2006, presenta su segunda producción literaria titulada Danza de mariposas, que es “la órbita de infatigables versos que giran con la premisa de que mientras el perfume del amor esté en la flor de nuestras vidas, habremos de respirar…” —reza jovial, su mismo autor —.
En Diciembre del mismo año presenta Una semana en seis días, antología de poesía celendina que recorre las heterogéneas facturas líricas, cuya voz patriarcal proviene de Julio Garrido Malaver, voz pétrea y luminosa en la poética universal. Acto que develaría su insomne peregrinación por los caminos soterrados de lo que significa ser poeta.
El presente poemario, auspiciado por La Oficina General de Investigación de la Universidad de Cajamarca, dirigida por el Dr. Carlos Rosales Loredo, tomo que ven, es el trabajo constante que ha rendido por fin fruto.
Razones para llamarte soledad, plagado de un lenguaje sicodélico, con texturas que plasman música y ritmo a partir de sucesiones anímicas surgidas en esa compenetración Poeta-Naturaleza. La voz, la ulterior y sombreada palabra, ese sentido por cuyo ambiente surten las sombras, ora húmicas, ora espirales, diseminando primero las ánimas en una calle anegada y verdosa, luego las ninfas, leprecaunts, faunos lascivos, engloban un mundo en el que Juvenal Vilela convive, alimentado de mitos y leyendas rurales, harto maquinadoras de la propulsora creativa, inagotable e inexacta, en un paralelismo y contrapeso entre ritmo y sugestión intimista, la de su poética musical y de torrente. Psicodélica de los colores, adjetivación de la armonía, en palabras aparentemente caóticas, develadas por un alma casi limpia, un pequeño cielo celendino que nos llega como una visita sonriente o como una enamorada lejana, las Razones para llamarte soledad.

[Cueva del Cerro Cajamarcorco, a los diecinueve días del enjundioso año 2010, mes de Febrero. Tierra de espinas]

Muchas gracias

Licencia Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 2.5 Perú de Creative Commons.

Constelaciones

BÍO

Mi foto

Jack Farfán Cedrón (Perú, 1973). Entre otros volúmenes líricos ha publicado Pasajero irreal (2005), Gravitación del amor (2010), El Cristo enamorado (2011) y Las consecuencias del infierno (2013). Algunas de las revistas virtuales en las que han aparecido textos suyos: Periódico de poesía (UNAM, México), Revista de LetrasLa comuna de los desheredados y La comunidad inconfesable (España); Los poetas del 5 (Chile); El Hablador (Perú); Destiempos y Letras hispanas y Síncope (México).