05 marzo 2009

No Line On The Horizon

Bono aparece cansado. De acuerdo a las estadísticas meteorológicas ha ordenado en una de sus canciones un poco de nieve en Londres, unas bloquetas azules y amarillas superponiéndose a las barandas del apartamento con un baño demasiado lujoso para su barba rojiza. La cámara oscila líneas demasiado quietas. Una sola línea no puede ser. Los ojos traducen el resto. El auto arrastra la nieve en que está el tiempo siguiendo su estadística Diary of Manhattan. Una bomba suena como a reconstruir las pepas cayendo en desérticas claridades. A las moscas no refutarlas tanto puedan lamer sudor siquiera de los famélicos en el continente grande. Ah la esperanza. Qué verde envidia, ah la esperanza. Él esparce sus arrugas y cada quinientos comentarios es crucifijo o santo que lamentar si alguien dice “qué papo toca la guitarra”, cuando él canta. Cosas así al costado de cada meollo de telas de cebolla color país bicolor o color. Los inútiles comments no hacen al mártir; su mensaje no puede parir desde la Tierra algo que sucede al infierno cotidiano. Las palabras se deslizan; parece que cuando es entrevistado al crepitar de las llantas, fuera a vomitar una última canción, un último bloque oscilante a la cámara que traduce a su gordo filmador dentro el espejo. Ángel of Harlem ha despepitado a un cuarentón al lado del traste humeante, de la mujer perfumada con esquina. Los gatos coligen la frutada agonía de los Yoghurts Lights que saben a ventana (Gabo lo diría con estilo). Pero no alteran los signos. No lo. Bono aparece como un crucifijo, a santo de mata, entre miles de usuarios pegados al Libro de Caras. Por ahí que un grupo de mamertos que se pegan demasiado, otros que figuran como recontra existentes, tanto literatos, bailarines o a quienes les interese ambos sexos. (((No lo son, créanme))). La gente aún puede alargar la mano. Despegaos del polvo; estoy confundido.

Licencia Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 2.5 Perú de Creative Commons.

Constelaciones

BÍO

Mi foto

Jack Farfán Cedrón (Perú, 1973). Entre otros volúmenes líricos ha publicado Pasajero irreal (2005), Gravitación del amor (2010), El Cristo enamorado (2011) y Las consecuencias del infierno (2013). Algunas de las revistas virtuales en las que han aparecido textos suyos: Periódico de poesía (UNAM, México), Revista de LetrasLa comuna de los desheredados y La comunidad inconfesable (España); Los poetas del 5 (Chile); El Hablador (Perú); Destiempos y Letras hispanas y Síncope (México).