05 octubre 2007

SIN QUERER QUERIENDO, de Roberto Gómez Bolaños

Creador de singulares personajes en programas televisivos como El Chavo, El Chapulín Colorado, Los Chiflados, Los Caquitos, entre otros, que formaron el “elenco multitudinario”, Roberto Gómez Bolaños, “Chespirito”, el comediante número 1 de la televisión humorística, como lo anunciaba el spot previo al El Chavo, en el Canal Ocho: TIM (Televisión Independiente de México), canal que luego uniría sus fuerzas con Telesistema, originando Televisa, es sin duda alguna el mejor comediante de habla hispana que ha podido producir el ingenio.
Roberto Gómez Bolaños (México, 1929) se inició en el mundo de la actuación escribiendo jingles, sketchs y slogans publicitarios para la productora de programas televisivos D´arcy, agencia que facilitaría que Chespirito, el popular Chavo del Ocho escribiera los guiones televisivos y luego cinematográficos para Capulina y Viruta, cómicos de aquel programa humorístico cuyo protagonismo recayera posteriormente sólo en la persona de Gaspar (Capulina), aquél señor grueso, popular por el facilismo de sus chistes, a finales de los 60.
Agustín P. Delgado, productor de TV, fue el primero en bautizar a RGB como “Shakespearito”, (Chespirito), dado el ingenio que demostraba antes de incursionar con esos inolvidables personajes ya clásicos y paradigmáticos con no menos anécdotas que multitudinarias giras por sudamérica y hasta New York, abarrotando por dos veces el Madison Square Garden (años 70s).
La idea de El Chavo, un niño pobre de unos 8 años de edad que en el primer capítulo se acercara a mirar los globos que Don Ramón vendía a voz en cuello, surgió gracias a que la popularidad de El Chapulín Colorado requiriera un espacio extra durante la semana. El Chavo se transmitía los Lunes y El Chapulín Colorado los miércoles, alcanzando no sólo superar en rating a la competencia, sino que alcanzaría contratos en casi todos los países de habla hispana, lo que se convertiría en una función itinerante que alcanzaría cantidades multitudinarias de público en sus presentaciones: En el Estadio Nacional de Chile, 80000 personas, en 1973; en el Luna Park de Argentina, durante 7 días consecutivos abarrotaron el local; Perú 50000 personas; además las giras se extendieron por Venezuela, Colombia, Ecuador, Uruguay, Puerto Rico, Panamá y El Salvador, país que muchos años después le ha otorgado el Título de Doctor Honoris Causa por su “inconmensurable humanismo”, habiendo logrado transformar “a lo largo y ancho de América Latina y del mundo: el llanto en sonrisa, la sonrisa en alegría y la alegría en pensamiento y acción”, así rezan las letras góticas del diploma: “Doctor Honoris Causa en Filosofía de la Vida”, que la república de El Salvador, a las diez horas treinta minutos del día uno de septiembre de 2005, le otorgara; año en el cual Chespirito escribiera este libro de memorias autobiográficas, plenas de anécdotas que viviera con el grupo humorístico más popular en el mundo de habla hispana: Chespirito, integrado entre otros personajes por: “La Chilindrina” (María Antonieta de las Nieves), “El Señor Barriga” (Edgar Vivar) “El Profesor Jirafales” (Rubén Aguirre) , “Doña Florinda” (Florinda Meza), “Godínez” (Horacio Gómez), “Don Ramón” (Ramón Valdez), “La Bruja del 71” (Angelínez Fernández), “Jaimito El Cartero” (Raúl “El Chato” Padilla) y “Quico” (Carlos Villagrán), entre otros, que no sólo demostraban su evidente carácter histriónico para interpretar sus respectivos personajes, sino también una entrañable amistad, amistad que sucediera por primera vez en el programa “Los Genios de la Mesa Cuadrada”, en el año 70, con Ramón Valdez, Aníbal del Mar, Maria Antonieta de las Nieves, Rubén Aguirre y el ya existente en ese entonces “Doctor Chapatín”. Pasados dos años de esta primera puesta en escena televisiva dedicada a parodiar al programa “Mesa Redonda” y a artistas de la época, hace su aparición El Chavo, cuando el personaje contaba ya con 42 años (1971) y su amada Florinda Meza (su segunda esposa) con sólo 22 años.
Admirador de Stan Laurel & Oliver Hardy y Charles Chaplin, RGB hace poco ha celebrado su más pintoresco personaje en estos últimos años en El Diario del Chavo, libro que ha vendido la no muy despreciable cantidad de 50000 ejemplares, cifra avasalladora teniendo en cuenta que aun escritores establecidos sólo venden 2000 o cuando mucho 3000 ejemplares.
Con “Los 12 mejores nietos del mundo”, Chespirito, pasa momentos apacibles recordando siempre aquél episodio que se iniciara en 1971 y que culminara su grabación en Televisa cuando el genio creativo contara con 66 años (1995). Han pasado muchas décadas, comedias, anécdotas y millones de seguidores en todo el mundo, en la vida del “Shakespearito” de la comedia mexicana, que quizá ya figure el los diccionarios como “El Comediante número 1 de la Televisión humorística: Chespirito” y todo esto, como se lee en el título que ostenta sus memorias fue: “Sin querer queriendo”.

*Referencia bibliográfica: Gómez Bolaños, R. 2006. Sin Querer Queriendo (Memorias). Editorial Aguilar. Mexico, D.F. 448 + 40 pp con fotografías.

Licencia Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 2.5 Perú de Creative Commons.

Constelaciones

ARCHIVO DEL BLOG

BÍO

Mi foto

Jack Farfán Cedrón (Perú, 1973). Entre otros volúmenes líricos ha publicado Pasajero irreal (2005), Gravitación del amor (2010), El Cristo enamorado (2011) y Las consecuencias del infierno (2013). Algunas de las revistas virtuales en las que han aparecido textos suyos: Periódico de poesía (UNAM, México), Revista de LetrasLa comuna de los desheredados y La comunidad inconfesable (España); Los poetas del 5 (Chile); El Hablador (Perú); Destiempos y Letras hispanas y Síncope (México).